¿Necesitas respuestas?, ¿quieres saber cómo será tu vida en el futuro? Es el momento de que cojas tu teléfono y me llames. Soy Celia Prado, una vidente de nacimiento que pone a tu disposición un tarot telefónico para que contactes conmigo siempre que quieras orientación en tu vida. 

A diferencia de otras personas que se anuncian por Internet, yo soy una vidente de verdad. ¿Por qué? Porque nací con el don de la videncia, un don muy poderoso que heredé de mi abuela y que me aporta una información completa sobre el mundo y el porvenir. Puedo moverme por el pasado y el futuro, puesto que no concibo la vida como algo lineal, sino como algo circular. 

Las videntes somos personas que hemos existido desde siempre. En la Antigüedad, la visita a los Oráculos por parte de reyes y emperadores era constante para conocer lo que les deparaban las estrellas. Hoy en día, las personas con este poder seguimos existiendo, aunque ahora vivamos en un mundo más escéptico e incrédulo con la magia. 
Yo soy una vidente de verdad, como las que había antaño. Y me he adaptado a la sociedad moderna para ofrecerte sesiones de videncia por teléfono para que, así, no tengas que moverte de tu casa si quieres que te haga una lectura de cartas. ¿Por qué no te animas a conocerme mejor?

¿Qué es una Maestra tarotista por teléfono?

Una Maestra tarotista por teléfono es una experta en la mancia del Tarot con la que puedes hablar por vía telefónica. En mi caso, soy vidente y Maestra del tarot, dos mancias que se complementan al máximo y que me permiten ofrecer sesiones muy verídicas y con datos muy certeros. De hecho, mi número de aciertos supera el 85%, por lo que en mis sesiones podrás resolver aquellas dudas que más te están perturbando. 

Es importante hacer un inciso en algo muy importante: una vidente y una tarotista NO son lo mismo. Muchas veces, estos dos conocimientos se tienden a confundir, pero hay diferencias muy notorias que merece la pena que conozcas. Aquí te dejamos un resumen: 

  • Vidente. Una vidente es una persona que nace con el don de la videncia. Es un don natural, innato y que suele ser heredado de miembros de la familia. Somos personas que tenemos un talento natural, como un sexto sentido, que nos permite conectar con el mundo en un plano más espiritual y menos terrenal. 
  • Tarotista. En cambio, una tarotista es una persona que no nace con ningún don especial, sino que, a lo largo de su vida, aprende la mancia del tarot. Se forma para conocer la simbología asociada a los Arcanos y cómo hacer una buena lectura de cartas. Por tanto, es algo que se puede aprender a lo largo de la vida, un conocimiento que toda persona puede adquirir. 

Por ello, es importante que te cerciores de que estás hablando con una persona que realmente tiene el don de la videncia y que, además, también domina el Tarot. Este es justamente mi caso. Durante mi juventud, aprendí a leer las cartas y a interpretar la simbología que subyace en esta mancia tan tradicional. Junto a mi madre y a mi abuela, pude canalizar la energía que recibía de mi don natural y emplear el tarot como una herramienta para poder comprender mejor el mensaje divino. 

Actualmente, soy una vidente y tarotista por teléfono con muchos años de experiencia y que solo persigue una cosa: intentar hacer que el mundo sea un lugar mejor en el que vivir. Y, para ello, nada funciona más que ayudar a las personas a que se sientan tranquilas, dichosas y estables. 
Mi don de nacimiento es todo un orgullo para mí, pero también es un compromiso con el mundo. Soy muy consciente de que tengo una información que el resto de personas no tienen y, por eso, creo que es necesario poner mi don al alcance de todo el mundo que desee beneficiarse de él. He nacido con esta habilidad para cumplir con mi destino y, por eso, trabajo día a día para intentar llevar la paz y felicidad a tu vida.

buena vidente 2

¿Qué encontrarás en una llamada de Tarot?

Una llamada de Tarot es una consulta que se realiza para conocer aspectos sobre tu futuro que pueden preocuparte. Por ejemplo, si estás pasando una mala racha, si has perdido a alguien especial, si quieres saber si conseguirás ese sueño… todo esto es lo que podrás conseguir en una llamada a mi tarot. 

Soy una vidente que no necesita hacerte preguntas. ¿Por qué? Pues porque mi don es tan poderoso que, solamente con notar tu energía, ya sabré por qué me estás llamando y lo que quieres saber sobre tu porvenir. 

En la llamada, yo solamente te preguntaré tu signo del zodíaco o fecha de nacimiento para que, así, pueda conectar con mi don natural y empezar a recibir la información que permanece escondida en el universo. 

¿Cuánto cuesta una llamada de tarot?

El precio de la llamada dependerá del tipo de servicio que escojas. Te ofrezco dos opciones: 

  1. Tarot Visa. Es la línea pensada para llamadas largas y completas, de al menos 15 minutos, que están orientadas para hacer una consulta profunda y sin prisas. Esta llamada es la que tiene el precio minuto más bajo, ya que si llegas a los 30 minutos, el precio será de 1€/min (30€ la sesión). 
  2. Tarot 806. Es el canal más adecuado si quieres hacer consultas más rápidas y concisas. Estas llamadas tiene un precio de 1,21€/min (desde fijo) o 1,57€/min (desde móvil). No hay tiempo mínimo de llamada y, por tanto, es una buena opción si quieres resolver una duda de forma rápida y  directa.